15.10.2019

Ecofeminismos presentes en el 34° Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias Sexuales

La temática ambiental tuvo dos talleres específicos en el Encuentro realizado en La Plata del 12 al 14 de octubre y atravesó otras actividades y momentos. La presencia de mujeres y disidencias pertenecientes a pueblos originarios y la instalación del tema ambiental en la agenda pública en los últimos meses, hicieron que la convocatoria para los talleres de Mujeres y Luchas Ambientales y de Ecofeminismo desbordaran de gente y se desdoblaran en varias aulas de la Universidad Nacional de La Plata.

por Florencia Yanniello y Daiana Melón

Que el patriarcado y el capitalismo tienen una alianza tácita que sostiene el actual modelo de explotación hacia los territorios y los cuerpos, es algo que vienen diciendo hace décadas las teóricas del ecofeminismo y de los feminismos comunitarios. Sin embargo, en Argentina, el movimiento ambiental y el feminista no han logrado aún confluir totalmente para aunar las luchas, a pesar de que la opresión sobre ambos está ligada al desarrollo del capitalismo. La idea de “feminizar el ambientalismo” y de llevar las luchas ambientales al feminismo atraviesa diversos ámbitos y fue uno de los ejes de discusión en el 34° Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis, Bisexuales, Intersexuales y No Binaries que se desarrolló del 12 al 14 de octubre en la ciudad de La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires.

Taller de Ecofeminismo

Dentro del Encuentro, dos talleres -de la lista de 114- propusieron un abordaje de estas temáticas de manera explícita: el de Mujeres y Luchas Ambientales y el de Ecofeminismo. Sin embargo, la cuestión socioambiental estuvo presente de manera transversal en otros talleres como Mujeres Campesinas o Mujeres Originarias y en otras actividades impulsadas desde la campaña “Somos Plurinacional”, que tiene como objetivo la inclusión de lesbianas, trans, travestis, no binaries, intersexuales, bisexuales, indígenas, negras, afro y racializadas a estos encuentros. Los pueblos originarios tienen como bandera la defensa del territorio y la autodeterminación de los pueblos; con lo cual las problemáticas territoriales vinculadas al modelo extractivo aparecieron en las exposiciones e intercambios de originarias de diversos territorios que participaron del Encuentro alzando su grito contra la megaminería, los monocultivos y las fumigaciones, el fracking, las megarepresas, las centrales nucleares y los desmontes.

Por otro lado, en un año en el que la temática ambiental se viene instalando con fuerza en la agenda pública, el taller de Ecofeminismo -que se realizó por primera vez en el marco de los encuentros- tuvo que desdoblarse en seis aulas por la cantidad de gente que quiso participar. Las discusiones rondaron sobre algunas definiciones de los ecofeminismos, en la necesidad de pensar otros modelos de producción y de consumo a nivel regional y en la importancia de organizarse para instalar estos temas en las políticas públicas y para frenar emprendimientos extractivos en los distintos territorios. Se expusieron las luchas de las distintas provincias y también se compartieron experiencias alternativas de producción y comercialización de alimentos y productos textiles.

“Con los temas ambientales no hay grieta”

Rita López es integrante del Movimiento Patagonia Libre y de la Asamblea Ambiental de Río Gallegos, Santa Cruz, y nos compartió su testimonio sobre la participación en el taller de Ecofeminsimo: “Teníamos mucha expectativa con el taller y estuvo muy bueno que fuimos construyendo una definición de ecofeminismo desde nosotras. Creemos que las mujeres tienen un rol muy importante en los territorios en resistencia y el ecofeminismo integra nuestras luchas y hace que sean trasversales”. Rita relata, además, la problemática de su región, que fue compartida en el taller y sobre la cual se pronunciaron las integrantes en las conclusiones: “La información de Santa Cruz no llega a Buenos Aires, pero lamentablemente traemos malas noticias, el Río Santa Cruz está amenazado por una mega represa, es el último río glaciario que corre libre de la cordillera al mar y va a ser por 30 años de los chinos, que sabemos que lo van a usar para la megaminería. Con los temas ambientales no hay grieta: este emprendimiento lo empezó el kirchernismo y lo terminó el macrismo”.

“Por todos los arroyos vamos al mismo cauce”

Otra participante del taller fue Teresa Malalán, que vive en Buenos Aires y es integrante de la organización Eco Sur. Teresa relata que participa de la militancia socioambiental desde hace décadas y que este es su primer Encuentro de Mujeres y Disidencias. “Estoy muy feliz y emocionada de que el taller de Ecofeminismo se haya desdoblado en 5 o 6 grupos de 70 o 100 personas por la cantidad de gente que quiso participar. Me llena totalmente el corazón encontrar tantas aristas en común entre el feminismo y el ambientalismo. Es importante que nos crucemos en una demanda común”, expresa.

Y agrega: “Estoy llegando a los 70 años y vengo de otros paradigmas, en los años ’70 luchábamos por las cuestiones de obrerx-patronal, clase dominante-clase dominada y la lucha era más social, cuando me encontré con el ambientalismo me di cuenta de que somos parte de la naturaleza y que sin sostener la tierra que nos sostiene no puede haber justicia social. Después me encontré con el feminismo y ahora termino de cristalizar la idea de que por todos los arroyos vamos al mismo cauce”.

“La defensa de nuestros cuerpos como territorios”

Llegada al Encuentro desde Tucumán, Celsa Civardi expresó que el taller superó sus expectativas: “Es importantísimo tejer redes y llevarse los contactos de las personas que están encabezando las luchas en los territorios. Necesitamos entender que no son problemas aislados, sino que el capitalismo y el patriarcado atraviesan toda nuestra existencia y el ecofeminismo es una alternativa en donde confluyen casi todas las luchas feministas”. Celsa vive en una comunidad rural de Tucumán que se llama Santa Lucía y sufre cotidianamente los problemas asociados al modelo de agricultura actual. “Soy docente en una escuela rodeada de plantaciones del limón, en donde constantemente la comunidad vive las consecuencias de las fumigaciones. Hace poco hicimos una encuesta para evidenciar los problemas de salud y ambientales que tenemos asociados a este modelo de agricultura: las fumigaciones, los monocultivos, la pérdida de biodiversidad y la pérdida de territorios, es una problemática conjunta”, expresa.

Con respecto a los debates del taller, Celsa expresó: “La defensa de nuestros cuerpos como territorios es justamente lo que estamos pensando para nuestro planeta. Es muy esperanzador ver tantos focos de lucha que ya no son simples chispazos, sino que son incendios que estamos haciendo a nivel social y comunitario”.

Por último, extendió la invitación al próximo encuentro de la Unión de Asambleas de Comunidades (UAC), que se realizará en Tucumán los días 16, 17 y 18 de noviembre en el Espacio de Permacultura de Amarantes (Las Tipas, Raco): “Esta vez nos toca ser sede y va a ser una gran oportunidad, porque la organización que convoca es una de las que tiene más experiencia en ecologismo en Tucumán y el encuentro va a ser en un territorio recuperado comunitario. Va a haber muchas actividades y están todxs invitadxs”.

Plurinacional y de las disidencias sexuales

Desde el 32º Encuentro, que se realizó en Chaco, y el 33º en Chubut, se viene instalando con fuerza la demanda de las comunidades originarias de que se cambie el nombre del Encuentro a Plurinacional, en una reivindicación de las mujeres y disidencias de las más de 30 naciones originarias preexistentes al Estado Argentino que participan de este espacio, así como también desde otros países del Abya Yala y del sur global. También desde los colectivos de lesbianas, trans, travestis, bisexuales, intersexuales y no binaries se promueve que se incorporen las disidencias sexuales al nombre del Encuentro. Con una gran resistencia por parte de la Comisión Organizadora, pero una gran aceptación de las y les participantes, se instaló con fuerza que el próximo Encuentro, que se realizará en la provincia de San Luís, ya lleve el nuevo nombre.

En ese sentido, desde la campaña Somos Plurinacional se realizó el domingo una asamblea y radio abierta de Feministas del Abya Yala, en la cual participaron disidencias sexuales y mujeres indígenas y de otras nacionalidades del sur global. “Seguimos adelante como ríos y que se acabe el silencio. Estamos aquí para denunciar que existimos a pesar de todo ese poder que está contra nosotras”, manifestó Sandra Morán, primera diputada lesbiana de Guatemala. A su turno, Adriana Guzmán del movimiento Feminismo Comunitario Antipatriarcal de Bolivia expresó: “No podemos seguir sosteniendo feminismos racistas y colonialistas. Por eso somos plurinacionales, porque somos antipatriarcales”.

Asamblea de Femisnistas del Abya Yala

Luego de la asamblea, el domingo por la tarde se llevó a cabo la característica movilización que se realiza en cada Encuentro. Con una extensión de cuatro kilómetros, la marcha se realizó a través de todo el centro de la capital bonaerense, para finalizar en el Estadio Único donde se realizó una peña. Sin embargo, un sector importante de la movilización se desvió de la marcha principal para poder manifestarse frente a la icónica catedral.

Durante la marcha, productoras de la Unión de Trabajadorxs de la Tierra (UTT) realizaron un “verdurazo” y montadas sobre un tractor marcharon al grito de “Syngenta, Syngenta vos no me alimentás” y “Fuera Monsanto de los campos que envenenás”.

El lunes por la mañana, hacia el final del encuentro, se realizó el acto de cierre que estuvo teñido por las disputas por el cambio de nombre. Desde la comisión organizadora, no permitían subir a integrantes de la campaña Somos Plurinacional, pero finalmente, dos compañeras lograron subir y plasmar en el micrófono los fundamentos por los cuales es imprescindible visibilizar a otras naciones y a disidencias sexuales que vienen participando del Encuentro desde hace ya tiempo.

Mientras que en La Plata se desarrolló durante todo el fin de semana el Encuentro, en la Ciudad de Buenos Aires, mujeres originarias de diversos pueblos tomaron de forma pacífica el Ministerio del Interior de la Nación para denunciar las distintas situaciones que viven en sus territorios y exigir su incorporación en la agenda política.

¡Desde Tinta Verde gritamos que el Encuentro es Plurinacional y Disidente!

Escuchá las entrevistas completas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *