17.08.2018

Se realizó el Taller de semillas en la ciudad de Paraná

Los días 10 y 11 de agosto en la ciudad de Paraná (Entre Ríos) se realizó un Taller de formación  de semillas bajo la consigna ¿bien común o propiedad corporativa?, organizado  por el Foro Ecologista de Paraná, Acción por la Biodiversidad y con la colaboración de la Fundación Rosa Luxemburgo. Al taller fueron invitadas diferentes organizaciones, asambleas y colectivos del todo el país con el objetivo de compartir experiencias, saberes y sobre todo estrategias.

por Verónica Urbina

En el taller  se trató la temática de la situación de las semillas nativas y criollas, partiendo desde sus orígenes, en aquellos intercambios en manos de los campesinos y campesinas que de a poco fueron perdiendo sus prácticas y saberes por el avasallamiento  de la industria alimenticia.

Carlos Vicente es de Marcos Paz, Provincia de Buenos Aires y pertenece a la organización  Acción por la Biodiversidad. Nos contó que el taller se pensó como un lugar de reflexión  sobre la temática, “para tomar conciencia de la importancia que tienen las semillas para seguir alimentando a la humanidad  y las amenazas que están sufriendo con la apropiación en manos de las corporaciones por la modificación genética, por los derechos de propiedad intelectual y sobre todo, desarrollando estrategias para defenderla de como siempre ha sido en manos de campesinos y campesinas del mundo”.

Por su parte, Juan Pablo Guadagnoli del equipo de educación popular Pañuelos en Rebeldía nos comentó que esta formación significó “un lugar para intercambiar experiencias  de otros compañeros y compañeras y para seguir tejiendo redes y pensar en estrategias  para la resistencia al avance de este sistema terrible que vende y comercializa la vida”.

Una parte importante del taller fue el intercambio de semillas y la intención de recuperar la vieja práctica campesina en el guardado de las mismas, que resultaba muy eficiente para asegurar la siembra. Es por eso que también estuvo invitado Lucho Lemos, que está a cargo del banco de semillas nativas y criollas Ñanderoga, en Rosario, en donde tienen entre 600 y 700 variedades de semillas. Lucho celebró este espacio de encuentro y contó cómo es el trabajo en red de los semilleros y productores en la ciudad santafesina.

En  el taller expusieron distintos productores, contando sus experiencias y preocupaciones. Muchos manifestaron que se encuentran obligados a comprar los paquetes tecnológicos dolarizados para la utilización de agrotóxicos y otros, que lograron producir de manera agroecológica sin usar tóxicos, expresaron que lo hacen en malas condiciones, sin tierras propias.

Durante el encuentro se realizó una actividad grupal que consistió en pensar alguna herramienta de acción para informar a la población de lo que está pasando con las semillas. De este ejercicio, surgieron iniciativas muy positivas que ya fueron utilizadas y puestas en marcha en ese mismo momento, poniendo en evidencia la creatividad de las experiencias compartidas de los diferentes problemáticas que sufre cada provincia y las acciones que se llevan a cabo.

Otro de los ejes del taller fue de lo que está pasando con la avanzada de la modificación  ley de semillas. Se debatieron cuáles son sus consecuencias y cómo las corporaciones utilizan el marco legal a su conveniencia sin importarle el daño que producen, intentando privatizar las semillas a través del derecho de obtentor e impactando directamente sobre la soberanía alimentaria.

Hay alternativas para cambiar este modelo, pero el mensaje del taller fue que para eso necesitamos estar unidos y resistir a este modelo que nos está enfermando y matando. Para poder tener una soberanía alimentaria que nos permita elegir lo que queremos comer y que la alimentación sea un derecho y no una mercancía para la industria alimentaria, no podemos permitir que se modifique la ley de semillas, y para eso es importante que las personas estén informadas y que el gobierno escuche cual es el campo que queremos tener.

Podés escuchar las entrevistas aquí:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *