13.12.2017

Ramallo: el nuevo COUT habilitará a que se instalen industrias contaminantes

Vecinos y vecinas de Ramallo sostienen hace 17 días un acampe frente al Municipio rechazando la implementación del nuevo Código de Ordenamiento Urbano Territorial, que pretende rezonificar el área rural para declararla zona industrial. Esto implicaría que se puedan instalar grandes industrias sobre la región costera, en donde además de biodiversidad y humedales, se encuentra “El tonelero”, un sitio histórico con gran valor cultural para la comunidad.

Por Florencia Yanniello

Al norte de la provincia de Buenos Aires, sobre las barrancas del río Paraná, se encuentra Ramallo, una localidad con gran actividad turística y cuya actividad económica más importante es la producción agrícola-ganadera.

El Concejo Deliberante de este municipio aprobó el 16 de noviembre pasado el nuevo Código de Ordenamiento Urbano y Territorial (COUT), que incluye el cambio de zonificación de la región costera del partido de rural a industrial, permitiendo la llegada de empresas industriales . Los y las concejales votaron a espaldas de toda la población las reformas propuestas al COUT, en una sesión que terminó pasada la medianoche y sin la presencia de los vecinos, ya que su tratamiento no figuraba en la orden del día.

A raíz de esto, desde hace 17 días los vecinos y vecinas sostienen un acampe frente a la Municipalidad para visibilizar la lucha y concientizar a la comunidad de los riesgos que implica el nuevo Código, que habilitaría la instalación de industrias contaminantes a metros de la zona urbana.

Entre las zonas que se encuentran en peligro figura El Tonelero, un paraje que se ubica al margen del Río Paraná y que representa un sitio histórico, ya que fue escenario de algunas de las más importantes luchas por la soberanía Nacional. La amenaza puntal para este espacio es la instalación de un puerto multipropósito de la empresa PTP Group, con capitales de la compañía de gas rusa Gazprom.

“El COUT viola todas las leyes provinciales y nacionales, el artículo 41 de la Constitución Nacional, la Ley General del Ambiente y la Ley de Bosques Nativos. Tenemos un humedal de los más grandes de la zona norte de la provincia y un lugar que es patrimonio histórico, por lo cual se debería haber hecho un estudio de impacto integral de la zona”, señala Evangelina Romano, vecina de Ramallo e integrante de la ONG Unidos por la Vida y el Medio Ambiente.

El Código está actualmente a la espera de su homologación en la Dirección de Ordenamiento Territorial y Urbano provincial, en La Plata, en donde deben que analizar la ordenanza y decidir si se le dará validez o no. “En La Plata tiene que pasar por dos ministerios para luego llegar a manos de la gobernadora, María Eugenia Vidal. Esperamos que se den cuenta de que es un código irregular, que viola leyes y que no hicieron los impactos ambientales correspondientes. Si ese código se llega a aprobar tendremos toda la costa de Ramallo industrializada, sin preservar los humedales ni los bosques nativos”, sentencia Romano y agrega: “está en manos de la gobernadora la salud de los y las ramallenses”.

La lucha de los vecinos y vecinas de esta localidad ya lleva cinco años, ya que desde ese momento vienen intentando evitar la reforma del COUT a través de jornadas de concientización, acampes y movilizaciones. Actualmente agudizaron las medidas, sosteniendo un acampe frente al palacio municipal desde hace más de dos semanas para exigir que se dé marcha atrás con las modificaciones al COUT, ya que temen que se avance con la gran industrialización que ya existe en otras zonas el partido y que viene generando casos de leucemia, malformaciones, padecimientos en la piel y en el sistema respiratorio desde hace décadas.

Escuchá la entrevista completa a Evangelina Romano:

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *