10.10.2017

Manifiesto de la 40ª asamblea anual de la RENACE

Un proceso interesante está sucediendo. Hace un año señalábamos que las zonas de sacrificio aumentan en el territorio, entregadas a mineras, contaminadas, desertificadas, convirtiendo a los pueblos en refugiados ambientales que buscan en las ciudades un espejismo vano. La gente ha decidido asumir su futuro, y está enfrentando poderes que parecían invencibles. Deteniendo desmontes. Frenando centrales nucleares. Paralizando mineras.  

Una vez más afirmamos que el ecologismo pugna por instalar una mirada y una acción crítica que interpele el crecimiento capitalista y sus procesos insustentables que han llevado a la civilización a la crisis, y que a la vez, asuma desde la ética, prácticas de desarrollo que aseguren la permanencia de la especie en el planeta, y de todas las demás especies, pues la pérdida de una sola de ellas, nos empobrece como humanidad.

DE LA EDUCACION, LA CIENCIA Y LA TECNOLOGIA

RENACE cuestiona que gran parte de las políticas de ciencia y tecnología continúen fieles al modelo extractivo, privilegiando aquéllas líneas de investigación que lo apoyan, cuando producen deterioros ambientales y sociales, concentran el ingreso y generan dependencia.

RENACE ve con preocupación que la ecología en el discurso hegemónico se haya divorciado de las problemáticas, aislándola de la realidad, en campañas oficiales lamentables que banalizan la emergencia ambiental imperante.

RENACE rechaza toda injerencia de las empresas en la educación pública. Esta debe responder a los intereses del pueblo argentino y de ninguna manera someterse a los sectores cuyo objetivo es el lucro y a las que no les preocupan las consecuencias socioambientales que produzcan sus acciones.

Por otra parte, alertamos que se intensifica la desnaturalización de los educandos que pasan al aire libre menos tiempo que los presidiarios, cuando la naturaleza y sus redes interactivas son las que nos sostienen en el planeta como especie, y han de impregnarnos como ejemplo.

DE LA ENERGIA NUCLEAR

RENACE reitera su oposición a la energía nuclear. No hay buenas prácticas ni buenas técnicas que puedan evitar los atentados posibles, garantizar la prevención de accidentes, ni gestionar con seguridad los residuos y las plantas radiactivas al final de su vida útil, en todas las centrales existentes, las obsoletas y en las que se proponen construir.

RENACE celebra la masiva movilización popular que puso fin al proyecto de instalar una central nuclear en Patagonia.

Además del descomunal costo económico oculto de esta forma de generar energía, en cada etapa del ciclo nuclear, desde la minería del uranio hasta el reprocesamiento del combustible agotado, se producen desechos, muchos de los que serán letales por miles y miles de años, dejando un legado radioactivo a las generaciones futuras. ¿Cómo podemos, como especie, dejar ese legado a los que vendrán después de nosotros? ¿Qué derecho nos arrogamos para semejante cosa?

DEL SISTEMA AGROALIMENTARIO. SALIR DE LOS TRANSGÉNICOS Y LOS PESTICIDAS. EVOLUCIONAR HACIA LA AGROECOLOGÍA.

RENACE propone salir del sistema agroalimentario que promueve el monocultivo transgénico con uso de pesticidas, debido a los daños sociales, ambientales y económicos que genera.

RENACE se opone a la continuidad del uso de los agroquímicos biocidas, clasificados y registrados en forma fraudulenta por el SENASA, ocultando la mayor parte de los riesgos y daños toxicológicos que ocasionan, y promoviendo con documentos y videos oficiales su aplicación a escasos metros de las poblaciones, tendiendo a cero con supuestas buenas prácticas agrícolas. Consideramos fraudulentos y no científicos los argumentos elaborados en contextos oficiales con participación dominante de las empresas.

Reclamamos los registros territorializados de los pesticidas utilizados y estudios epidemiológicos que determinen la vinculación con las enfermedades de las poblaciones y rechazamos todo proyecto de ley sobre biocidas que planteen un escenario regresivo de alto riesgo para la salud.

RENACE propone que la producción agroalimentaria evolucione hacia la agroecología articulada con la agricultura familiar y campesina, de cercanía de la población consumidora, para recuperar la seguridad y la soberanía alimentaria, con mayor valor agregado en territorio y mayores fuentes de trabajo. De este modo se recupera la capacidad productiva del suelo, se promociona el reciclado de la porción orgánica de los residuos sólidos urbanos  y la fijación del CO2 atmosférico, entendiendo que las únicas buenas prácticas agrícolas posibles son las vinculadas a la agroecología.

DEL AGUA EN EL MARCO DEL EXTRACTIVISMO

El agua es un bien común.  Es imperioso revertir el desprecio por el valor intrínseco del agua como esencia de vida. Resignar y contaminar la provisión de agua para obtener gas, petróleo o metales, es un crimen contra el derecho al agua de los pueblos. Repetimos, el agua es de la vida y para la vida.

RENACE rechaza las grandes centrales hidroeléctricas por su directa asociación a las políticas extractivas y sus impactos sociales y ambientales irreversibles.

DE LA MINERÍA Y LAS POLÍTICAS EXTRACTIVAS

RENACE reclama  que se modifique la Ley de Inversiones Mineras, que permite y avala la contaminación y el saqueo en comunidades que siguen alertas frente al extractivismo. Promovemos el restablecimiento de la legislación contra la megaminería hidrotóxica y defendemos las normas protectivas existentes.

DE LA FAUNA

RENACE acompaña la lucha contra el tráfico de fauna silvestre. Denunciamos el uso de la red social facebook a través de la cual grupos organizados ilícitamente trafican animales de la fauna silvestre y elementos de caza prohibidos. Solicitamos a las autoridades que apliquen la legislación vigente a Facebook Argentina SRL.

La pérdida de ecosistemas y el avance de la ganadería, como así la caza de las presas naturales, produce desplazamientos de grandes felinos, generando situaciones como la cacería y matanza sistemática de pumas. Se han realizado reuniones y pedidos, presentado miles de firmas exigiendo la derogación de las viejas legislaciones que pagan por puma muerto. Sin embargo, la matanza continúa. Es imperioso hacer estudios serios sobre el daño real que hace este felino a la ganadería, y censar sus poblaciones, para promover planes de manejo que no impliquen su matanza.

Denunciamos la depredación de la fauna oceánica y continental y la contaminación de sus hábitats.

Pedimos el control, especialmente en el litoral, de la cacería de aves acuáticas en campos privados sin ningún tipo de supervisión. Exigimos que se prohíba en todo el territorio argentino el uso de cartuchos de caza con perdigones de plomo. Este metal contamina tierra y agua y provoca saturnismo.

RENACE solicita a la Cámara de Diputados de la Nación se apruebe el proyecto de ley expdte 3638-D-2011 que declara el 31 de octubre como Día de la Conservación de la Naturaleza Argentina.

DE LAS TIERRAS PÚBLICAS URBANAS

Los movimientos vecinales ambientalistas siguen manteniendo duras luchas contra las administraciones de la Ciudad y de la Nación por la defensa de los espacios verdes públicos urbanos, por la preservación del paisaje y el respeto de los usos para los que fueron creados y por la conservación del patrimonio arquitectónico y paisajístico, en oposición a los proyectos y leyes que  enajenan tierras públicas en pos de la explotación comercial privada. Denunciamos el Decreto de Necesidad y Urgencia 1382/12 creador de la Agencia de Administración de Bienes del Estado -AABE- a la que, inconstitucionalmente, se le otorga la potestad de enajenar las tierras públicas nacionales en todo el país, desconociendo que esa facultad corresponde al Congreso Nacional. Al respecto estamos promoviendo un proyecto de ley para neutralizarlo y que, mediante Audiencia Pública previa, sea el Congreso quien decida los destinos de esos predios. En el Área Metropolitana Buenos Aires, por ejemplo, solicitamos la creación de un Sistema Metropolitano de Grandes Parques en base a las tierras públicas nacionales y de la Ciudad.

 DE LAS COSTAS MARITIMAS BONAERENSES

RENACE se declara en contra de los emprendimientos inmobiliarios sobre los  médanos costeros, el robo constante de arena, conchilla y tosca y la depredación del recurso ictícola. Además, exige la provisión de agua sana para las poblaciones costeras.

HUMEDALES y LEY DE BOSQUES

RENACE celebra la  aprobación por el Senado de la Nación de la Ley   que establece los Presupuestos Mínimos para la Protección de los Humedales (Exp. CD 405/16).  Asimismo, solicita con URGENCIA  quela Cámara de Diputados de la Nación brinde tratamiento inmediato sin  modificación a dicha  Ley.

De este modo podrá tenerse un inventario y herramientas para que cada provincia pueda avanzar en la preservación de los humedales que actúan como reguladores hídricos y espacios de conservación.

Durante todo este año las provincias pampeanas y del litoral han sido duramente afectadas por inundaciones sin tregua que han demostrado que pese a que deje de llover, las aguas no bajan.

Una vez más la naturaleza nos muestra la torpeza humana al avanzar con los desmontes, el relleno de humedales y zonas inundables para beneficio de negocios inmobiliarios y el avance de la agroindustria.

DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS

Una vez más, RENACE reivindica la autonomía de los pueblos originarios, la recuperación de su cultura y territorio. Seguimos en la lucha por la defensa del Territorio, las comunidades y los Bienes Comunes hacia la búsqueda del Buen Vivir. Repudiamos el genocidio que siguen sufriendo los pueblos originarios a través de los siglos.

DE LA LEY DE SEMILLAS

Un año más rechazamos la propuesta de modificación de la Leyde Semillas que limita el derecho básico a guardar semillas de los agricultores y fortalece un sistema policial para que el estado garantice el cobro de regalías a las corporaciones.

Nos sumamos a la propuesta de la Multisectorial no a la ley Monsanto rechazando toda forma de derecho de propiedad intelectual sobre las semillas – ya sean estas patentes o derechos de obtentor- reivindicando  a las semillas como un patrimonio de los pueblos al servicio de la humanidad y reclamando políticas públicas de protección y fomento de uso de semillas criollas en manos de campesinos, pueblos originarios y productores familiares.

DE LAS INUNDACIONES

RENACE ve con preocupación que el modelo productivo actual y el cambio de uso del suelo que implica, ha facilitado, y en parte generado, la situación hidráulica de altísima gravedad que sufren el sur de las provincias de Santa Fe y Córdoba, noreste de  La Pampa y la casi la totalidad de Buenos Aires.

Los barbechos químicos usados en general para todos los cultivos, más el agregado de agrotóxicos durante el proceso de crecimiento, así como los métodos de labranza en el sentido de los escurrimientos en zonas altas, han generado la aceleración de las escorrentías superficiales debido a la compactación de los suelos.

La demanda de agua del cultivo de soja, siendo menor que la de los cultivos tradicionales, pasturas naturales o monte, genera acumulación del agua sobrante y produce el ascenso de los niveles freáticos que frente a las altas precipitaciones de los últimos años mantiene la situación de inundación a nivel de catástrofe en todas las áreas mencionadas.

DE LA OMC

RENACE se manifiesta en repudio a la Reunión Ministerial de la Organización Mundial del Comercio que se realizará en  diciembre, y a sus políticas que sostienen el modelo económico que promueve ganancias empresariales por sobre el empleo y el salario digno y por sobre la integridad del ambiente, defendiendo el extractivismo a ultranza y amparando la contaminación. Nos sumamos a las actividades de denuncia, resistencia y construcción de soberanía

.. Y RENACE  pregunta ¿dónde está Maldonado?

www.renace.net

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *